Cuando sobran ganas... nunca es tarde para estudiar

Ayacucho, 28 Marzo 2019

Con una sonrisa en el rostro, cual niñas que van a su primer día de clases, muy emocionas las mujeres tejedoras asistieron a su primer días de clases. La mayoría de ellas, no culminaron la primaria, ni la secundaria; el deber de madre, la falta de recursos, falta de apoyo, hicieron que el sueño de estudiar se durmiera.

Pero la vida, que acostumbra golpear con más fuerza a quienes tienen menos oportunidades, les enseñó a sobre ponerse a situaciones adversas y trazarse metas: una de ellas, culminar con los estudios truncados por el destino. Ellas cuentan con el principal ingrediente para lograrlo: ¡Ganas de salir adelante!.

Alrededor de 60 tejedoras, la mayoría de ellas madres, retomaron sus estudios, gracias al apoyo del CEBA - San Juan, institución aliada de la empresa social Diamanta, que envía a sus docentes a los talleres de tejidos para que las tejedoras continúen con el estudio, de lunes a viernes, de 9 a 10 de la mañana, en grupos de primaria y secundaria.

La coordinación entre el CEBA San Juan y Diamanta, que siempre se preocupa por el bienestar de las tejedoras, permite a las madres continuar con el trabajo, al mismo tiempo, retomar sus estudios, situación que antes no se presentaba, ya que tenían que elegir entre trabajar o estudiar; y ellas al necesitar de un ingreso económico con suma urgencia, y siendo un buen número de ellas, madres solteras; la elección era previsible: trabajar.

Ahora, una nueva oportunidad se les presenta a las tejedoras, y estamos seguros, que la aprovecharán al máximo.